miércoles, 27 de junio de 2012

Vendedores africanos reivindican sus derechos

La presencia de vendedores ambulantes africanos en las calles de las ciudades argentinas produce diversas reacciones. A la hostilidad habitual de la policía (ver entradas en agosto de 2009 de este blog sobre pedidos de habeas corpus) ahora se suma -en la ciudad de La Plata- la de otros comerciantes y funcionarios municipales. 
A continuación, dos notas del diario El Día sobre el tema, y luego una reflexión de Orlando Gabriel Morales al respecto.


Diario El Día, La Plata, 25 de junio de 2012
Reclamo de vendedores ambulantes de origen africano
Tras los serios incidentes del pasado sábado con inspectores municipales, esta mañana realizaron una protesta frente al Pasaje Dardo Rocha reivindicando su “derecho a trabajar”, y reclamaron la intervención de organismos de derechos humanos.
Vendedores ambulantes de origen africano protagonizaron hoy una protesta en las calles platenses, durante la que afirmaron sentirse “perseguidos” por el municipio y reclamaron la intervención de organismos de derechos humanos, tras los serios incidentes del pasado sábado durante los que se enfrentaron con inspectores municipales que procuraban decomisar la mercadería que ofrecían a transeúntes en el microcentro.
Como contrapartida, representantes de centros comerciales y entidades gremiales expresaron un contundente apoyo a las acciones de la Comuna contra “la venta ilegal en la vía pública”.
En su mayoría senegaleses, los comerciantes informales se concentraron en número cercano al medio centenar frente al Pasaje Dardo Rocha, en 50 entre 6 y 7. A las 10,30 accedieron a las oficinas del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) que funcionan en el segundo piso del centro cultural, y luego se dirigieron a las dependencias que la secretaría de Derechos Humanos bonaerense tiene en 47 entre 11 y 12. Allí, según trascendió, reivindicaron su “derecho a trabajar” y manifestaron que el municipio los fiscaliza con mayor énfasis que a otros que desarrollan actividades similares, en ocasiones recurriendo a “métodos violentos”.
Tres días atrás, en horas de la tarde, la cuadra de 49 entre 7 y 8 se convirtió en escenario de una batalla campal que se prolongó más de media hora, a partir de que un grupo de inspectores municipales llegara al lugar con la intención de levantar los puestos y mantas ubicados en las veredas.
Los disturbios se generalizaron por la resistencia de los africanos, quienes hicieron frente a los agentes de Control Urbano, y terminaron con siete hombres demorados y sendas denuncias en la UFI Nº 4: una radicada por los vendedores ambulantes y otra por el municipio. Mientras los primeros adujeron haber sido agredidos por una patota que a palazos y entre insultos discriminatorios habría intentado arrebatarles los productos, la Comuna habló de “agresiones” y apuntó contra el personal de la comisaría primera por su “connivencia con los vendedores”.

Fuente (con comentarios de lectores):



Diario El Día, La Plata, 23 de junio de 2012

Disturbios en el centro por desalojo de vendedores ambulantes 
Fue en 49 entre 7 y 8, al mediodía, entre agentes de la Comuna y puesteros que venden mercadería falsificada, en su mayoría africanos. Hubo siete detenidos.

Una vez más, el centro de la Ciudad se vio sacudido en la tarde de hoy por serios incidentes que se produjeron cuando inspectores municipales se dispusieron a levantar los puestos de vendedores ambulantes ubicados en inmediaciones de la cuadra de 49 entre 7 y 8.
Los disturbios se extendieron durante más de media hora, después de que los vendedores -la mayoría de ellos de nacionalidad senegalesa-, se resistieron a que les saquen sus mercaderías, las cuales constan de relojes o alhajas que pretenden ser de marca, pero en realidad son falsificaciones.
Tras los violentos desmanes, que terminaron con siete hombres demorados, se radicaron dos denuncias en la UFI Nº 4, a cargo de Fernando Cartasegna.
Una de las presentaciones fue efectuada por los vendedores ambulantes. Denunciaron haber sido agredidos por un grupo de al menos 30 individuos, armados con palos, que habrían intentado arrebatarles sus mercaderías, además de proferirles amenazas discriminatorias.
La otra denuncia fue radicada por los inspectores municipales, quienes aseguraron haber sido agredidos durante el operativo contra la venta ambulante.


Agradezco a Marta Maffia por haberme enviado los links.