domingo, 19 de septiembre de 2010

Negros (in) Felices

Una nota de la sección de opinión e investigación Enfoques del diario La Nación sugiere que los "negros" (en este caso afroamericanos) son más felices que los blancos, según se desprendería de "un estudio de la Universidad de Pennsylvania".
La pucha! Un estudio "científico" de "una universidad yanqui" confirmando el estereotipo popular!.
Sigue la nota de La Nación y lo que realmente se desprende del estudio.


La Nación – sección Enfoques – 19 de septiembre de 2010
La felicidad de los negros
Silvia Pisani
" Estas son cosas de las que no se habla mucho por aquí pero que son más reales que el viento y que la lluvia. Y es la diferencia entre negros y blancos. Dejando de lado algunas historias individuales -entre ellas, la mejor de todas, que es la de Barack Obama-, aquí a los negros les va bastante peor que a los blancos.
Las estadísticas lo confirman. Por ejemplo: el desempleo entre los negros es mucho más alto que entre los blancos. Y un reciente estudio de la Universidad de Pennsylvania ratificó que el ingreso promedio de la población negra es un 35% más bajo.
Pero hay algo en que los negros tienen muchísimo más que los blancos. Y es esa cosa inasible -pero, también, tan certera como el viento y como la lluvia- que se llama felicidad.
El mismo estudio ratificó que es mucho mayor la población negra que, aún con todas sus dificultades, se define como "muy o bastante feliz" con lo que tiene en la vida. Mientras que a los blancos llegar a esa definición les cuesta bastante más.
Ya se sabe que el dinero no hace la felicidad. Y una vez más, parece claro que la sabiduría -el saber vivir, en definitiva- sí la hace. Más allá de lo que el destino le depare a cada uno.
Lo curioso es que cosas como ésas decía el negro Jim al travieso Huckleberry Finn en la prosa de Mark Twain. Y una vez más, se ve que la gran novela nunca sale de la nada.



Qué suerte que vivimos en un mundo en el que el dinero no hace la felicidad. Para este caso, parece que "la raza" -como indican todos los estereotipos vigentes sí lo hiciera.
Sin embargo, tengo que confesar que no sé qué leyó o entendió esta corresponsal de La Nación en EEUU. El estudio no señala que "hay algo que los negros tienen muchísimo más que los blancos. Y es esa cosa inasible (...) que se llama felicidad. Por el contrario, señala que tienen menos, sólo que la diferencia se ha achicado en los últimos años.
Lo que el estudio afirma es que, pese a que la brecha de ingresos entre "negros" y "blancos" (categorías que en EEUU tienen tanta realidad social que hasta le podríamos sacar las comillas) disminuyó poco en los últimos veinte años, la diferencia entre "felicidad declarada", digamos, es menor que en otros años. Pero no dice de ninguna manera que los negros sean más felices que los blancos.

Figura 1 del estudio mencionado. Arriba del todo, en rojo punteado, promedio de felicidad de los blancos. Abajo, en negro, promedio de felicidad de los negros, y en rojo intenso, cómo se fue achicando la brecha. La linea roja de puntos que sube muestra el incremento en "felicidad declarada" por los negros, que aún está debajo del promedio de los blancos. Pag. 27 de  "Subjective and Objective Indicators of Racial Progress”, por Betsey Stevenson y Justin Wolfers

Si la cronista hubiera aunque sea  leído la noticia en el New York Times (con atención, y no tamizada por nuestros prejuicios sobre qué felices son los negros, aunque sean pobres –típico estereotipo argentino respecto de los brasileros-) se hubiera enterado de lo siguiente:
"En 1975, el ingreso per capita de los negros era 41% más bajo que el de los blancos. Desde entonces, la diferencia se ha reducido modestamente, llegando a 35%. El actual nivel de desempleo de los negros es casi el doble que el de los blancos, tal como era en 1975. (…)
Sin embargo, un nuevo estudio señala que hay una dimensión en la cual los negros americanos han hecho gran progreso: la felicidad.
Los blancos americanos no dicen estar más satisfechos con sus vidas que en la década de 1970. Los negros sí, y de manera más contundente. (…)
Entre negros y blancos con el mismo ingreso, los blancos tienden a ser más felices, pero la diferencia que existía se ha reducido… (…) Aunque las diferencias en ingreso no se han reducido mucho, la diferencia en felicidad sí. " 
(De "For Blacks, Progress in Happiness", por David Leonhardt. The New York Times – Business Day. Septiembre 14 de 2010, mi traducción)



Betsey Stevenson y Justin Wolfers, de The Wharton School de la Universidad de Pennsylvania, dicen en el trabajo tomado como referencia:
“Nuestro trabajo señala que los negros en EEUU eran mucho menos felices en la década de 1970 de lo que podría predecirse en base a las diferencias objetivas en sus circunstancias de vida. Luego muestra que en las últimas décadas, los negros han devenido mas felices, de manera absoluta y relativa a los blancos. Los negros continúan declarando niveles más bajos de felicidad comparados con los blancos, pero esta diferencia se viene achicando sistemáticamente…”
El artículo es por ahora un paper que no aún ha sido publicado ni evaluado por otros científícos para ello.

Fuentes:
Nota La Nación:
Nota NY Times:
Artículo original disponible en:
http://bpp.wharton.upenn.edu/betseys/papers/Happiness_Race.pdf

1 comentario:

Martín dijo...

Interesante... en brasil también deberían hacer un estudio para averigüar si la población negra es más feliz después de la esclavitud...
A propósito, me vino a la cabeza una canción que canta zeca pagodinho:

Eu já passei por quase tudo nessa vida
Em matéria de guarida espero ainda a minha vez
Confesso que sou de origem pobre
Mas meu coração é nobre, foi assim que Deus me fez

Deixa a vida me levar, vida leva eu
Sou feliz e agradeço por tudo que Deus me deu

Só posso levantar as mãos pro céu
Agradecer e ser fiel ao destino que Deus me deu
Se não tenho tudo que preciso
Com o que tenho, vivo
De mansinho, lá vou eu
Se a coisa não sai do jeito que eu quero
Também não me desespero
O negocio é deixar rolar
E aos trancos e barrancos, lá vou eu
E sou feliz e agradeço por tudo que Deus me deu


saludos