martes, 15 de septiembre de 2009

María Isabel Platero - Afroargentina

Ayer fue, como anuncia la entrada anterior, la presentación del libro Afroargentinos Hoy. Fue todo muy lindo. La gente de La Plata es cálida, el Museo de Ciencias Naturales siempre es un ámbito impresionante para actividades académicas, y el bosque que lo rodea una belleza, aún en esta época. Después de las palabras de las (varias) autoridades invitadas, y de unos comentarios míos, hablaron también (por no decir hicieron uso de la palabra que queda tan locutor oficial) algunas de las afroargentinas presentes. Además de Miriam Gomes y Lucía Molina -pioneras en la lucha por los derechos de los afrodescendientes en el país- María Isabel Platero, una de las dos hermanas de la familia presentes, señaló que quería decir algunas palabras.
(Aclaración, por si hace falta: los Platero son una legendaria familia de afrodescendientes de La Plata. Tomás Braulio Platero (1857-1925) fue el primer escribano negro. Sus nietos –mencionaré cinco, no sé si hay más ya que no soy un experto en la historia familiar- están desde hace tiempo activamente involucrados en la reivindicación de su herencia afro. Susana y Carmen, fundaron en 1987 la Comedia Negra para, a través del teatro, recrear y difundir la historia afroargentina. Tomás es autor de un libro sobre los afroargentinos. Ayer estaban presentes otras dos hermanas, María y Sara).
María es una mujer bien entrada en años, menudita, de hablar suave y voz muy baja. No puedo decir que la conozco mucho, apenas la ví en algunas actividades referidas a lo afroargentino. A primera vista, una dulzura de persona, una “abuelita” entrañable -según el estereotipo vigente. Cuando le tocó su turno de hablar, María pasó al frente, ignoró, ante la extrañeza de la maestra de ceremonias, el micrófono de pie desde el cual había hablado Lucía, y se dirigió, aparentemente algo insegura, hacia la mesa donde habían hablado otros expositores antes. Pensé –pensamos- que a lo mejor quería hablar sentada, o que prefería otro micrófono. Cabía también la posibilidad de que, por sus años, estuviera algo despistada.
Sin embargo, no se sentó sino que se paró detrás de la mesa, frágil y algo encorvada. Lo que siguió nos sorprendió y emocionó a todos. Luego de una breve pausa, María enderezó su espalda, levantó sus brazos y comenzó a golpear la mesa usándola como tambor, con una dureza absolutamente inesperada para ese cuerpo aparentemente frágil. Después de marcar unos compases rítmicos, comenzó a recitar un poema suyo sobre la esclavitud, con una energía que sólo el más absoluto compromiso con el tema podía hacer posible.

La “ancianita” se había convertido en la portavoz de sus ancestros, y se expresaba con una autoridad absoluta y emocionante. Cuando terminó los aplausos fueron muchos y fuertes. Fue algo tan sorpresivo e inesperado que nadie llegó a filmarlo –para pena de los ausentes, ya que merecía subirse a youtube para que muchos pudieran disfrutarlo- y apenas pudimos sacar unas fotos de los momentos finales.
Sin duda, uno de los “grandes momentos en Afroamérica”. Muchas gracias, María Isabel.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Alejandro:
Estoy haciendo una investigación para la facultad, sobre las comunidades africanas en la Argentina, me pasaron su contacto y así fue que accedí al blog. Hay alguna otra manera de contactarme con usted.
muchas gracias
Alejandra

Susana Bautista dijo...

Mujeres extraordinarias las Platero han recibido una excelente educación han luchado y aún lo hacen por hacer visibles sus orígenes afro.La Comedia Negra de Bs.As nació por Susana y Carmen
Puedo seguir hablando más de esta familia sólo agregare q razones fa.iliares me unen a ella. La madre de apellido Prola bella y distinguida consideración que se dama platense.m i nombre es Susana Bautista Hualde

Anónimo dijo...

Maria..Isabel. Platero..hoy tiene 91.años..esta perfecta..siempre.me relata.sus intereses.soy su asit.terapeuta