domingo, 24 de mayo de 2009

Mamá esto está lleno de negros....

Un periodista de Clarín pasó una mala noche (dos de hecho) en el aeropuerto de Addis Abeba, la capital de Etiopía. Según su narración, para entrar allí los periodistas necesita autorización del Ministerio de Información y ni él ni su colega chileno la tenían.
Lo interesante de su relato (para este blog) es el siguiente trecho:
"Los agentes nos sacaron los pasaportes y nos llevaron a un sector donde había otros pasajeros que habían tenido problemas para entrar a Etiopía. En un golpe de vista me di cuenta de que los únicos blancos éramos nosotros."
Esta última frase está resaltada en negrita en la edición impresa del diario. ¿Cuál sería el problema de que fueran "los únicos blancos"? ¿Tendrían miedo de que sus compañeros de infortunio se los comieran?
Resalto esta frase porque no es raro que en crónicas de viaje contemporáneas los periodistas de Clarín (o será siempre el mismo?) hagan este tipo de observaciones.
A la inversa, y quizás para compensar (o más bien, coherentemente), en los últimos años aparecieron también en los medios historias de pasajeros negros que intentaron entrar a nuestro país y fueron detenidos y maltratados en la aduana argentina. Un par eran funcionarios de organismos internacionales (lo que sugeriría que más que "portación de rostro" -para usar el eufemismo local- el problema era de "portación de piel").
Y supongo que todos (o varios) nos acordamos de cuando no dejaron salir a la presidenta de Africa Vive, Pocha Lamadrid, porque su pasaporte argentino tenía que ser falso (ya que, como sabemos, en Argentina no hay negros...)

Fuente: http://www.clarin.com/diario/2009/05/24/sociedad/s-01925038.htm
Fuente del "chistecito" de caníbales: http://www.e-aeromodelismo.com.ar/Humor/Humor04.htm

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Jeje, estaría bueno un chiste a la inversa: dos blancos esclavócratas viendo a lo lejos un barco negrero saliendo de África, uno le dice al otro: "Ves, lo que hay adentro son herramientas de trabajo gratuitas"... Gentileza por gentileza.

Atte. Pablo Cirio.

OBSESIONFATAL dijo...

No puedo creer que en pleno siglo XXI sigamos con estas idioteces de catalogar por la piel....

Muy interesante tu blog....