martes, 18 de noviembre de 2008

La Umbanda en el obelisco: Reflexiones y frustraciones

Sabía, claro, que iban a ir muchas menos personas que las que deberían estar. Después de todo, esto es Argentina, y estamos hablando de la Umbanda, una de las religiones más estigmatizadas del país –la más, quizás… También suponía que iba a ser difícil para la cada vez mayor cantidad de personas que la practica en el tercer cordón del Gran Buenos Aires y aún más lejos llegarse hasta la capital. Pagar o conseguir micros no iba a ser fácil, y sin micros las movilizaciones parecen no funcionar mucho… aunque no estoy seguro, pensemos en las últimas reuniones de los evangélicos, que llevaron varias cuadras de personas sobre la Nueve de Julio desde todos los lugares del país. Pero bueno, sin duda que los evangélicos han desarrollado, a lo largo de estos últimos años, una capacidad de movilización que parece ser inversamente proporcional a la de desmovilización de los practicantes de la religión. Mientras estaba en el obelisco no podía sino pensar que en 1986 Luconi (por Dios, Luconi!) y quienes en ese momento lo apoyaban habían llevado más gente frente al Congreso que el domingo frente al obelisco, 22 años más tarde! Era menos sacrificado salir a la calle en esa época que ahora? Quizás había más ilusiones, menos desencantos. Una época de mayor inocencia, de creer en cosas que se estaban formando. El ethos de la primavera democrática alfonsinista, también. Todos renacíamos en aquel entonces…
Pero me pregunto (y no sé que contestarme): cuántos templos de Umbanda, de religión (Umbanda, Nación, Kimbanda) hay en el Gran Buenos Aires? Mil? Dos mil? Tres mil? Mäs? Es realmente difícil decirlo. Quien tenga cifras concretas y alguna prueba para respaldarlas, bienvenido. Si hay, digamos, tres mil, cómo es que no fue ni siquiera una persona por templo al obelisco?
Quizás faltó información. No estaba del todo claro quién organizaba, quiénes apoyaban, quiénes iban a ser los oradores y, sobre todo, a qué hora iban a hablar. Yo hubiera intentado informar más, junto con la convocatoria, para que no quedaran dudas y para disminuir la suspicacia, inevitable cuando de religiones de origen afro se trata.
Pero eso no justifica la menos que auspiciosa concurrencia. Y no lo digo con ánimos de crítica, lo digo con desilusión. Aún en mi profesional escepticismo, fui defraudado. Pensaba que era una buena oportunidad para que quienes practican la religión dijeran: acá estamos, nosotros también somos, también tenemos derechos y los queremos hacer valer.

Sin embargo, parece que a una parte importante (la mayoría) de los religiosos no le interesa mostrar su presencia en la ciudad, ni su orgullo por practicar su religión o sus deseos de que sus creencias y prácticas sean respetadas como las de cualquier otro credo. A una parte importante de los religiosos parece que no le importa nada. Parecen pensar: Yo me encierro en mi casa, hago mis sesiones de Kimbanda, algún ebó para los orixás (dudo que todos puedan realizar batuques) y el resto, no me importa. No me importa que mis vecinos desconfíen de mí, que hablen a mis espaldas, que mi hijo no pueda decir en el colegio que es un macumbero con la frente en alto. Total, cuando necesiten ayuda, me van a venir a ver. Y si no vienen, no es mi problema. A mí no me importa nada. El buen religioso, para muchos, parece ser el que se queda puertas adentro y sólo se (pre)ocupa de lo suyo.
Creo que es hora de reconocer que si los umbandistas no salen en los censos, no aparecen en las encuestas sobre religión, no están inscriptos en el registro de cultos, no van a otra cosa que no sean las kimbandas de amigos o conocidos, y al único lugar al que van son los flogs ajenos en busca de firmitas para el propio; chicos, seamos realistas, no existen. No existen para la sociedad, no existen para los medios (salvo cuando alguien realiza algún asesinato sádico), no existen para más allá del grupo reducido de amigos o de templos con los que tienen alianzas (alianzas que siempre se quiebran y redefinen). No existen como ciudadanos con derechos. Con derecho a ser, derecho a hacer, derecho a mostrarse, derecho a decirlo.
Debo confesar que –algo inesperadamente- me da bronca. Después de 23 años de estudio de estas religiones, de haber hecho muchos amigos, de haber pasado por mil experiencias que enriquecieron mi vida, de haber conocido líderes admirables, de haberme encontrado con seres humanos y entidades espirituales de alto, medio y bajo astral (muy pocos de éstos, afortunadamente) me da bronca que tantos herederos de esta cultura centenaria, de esta religión que aprecio como ninguna, de un patrimonio riquísimo que costó sangre, sudor y lágrimas crear y preservar (como ya dije, nunca tan bien empleada esta frase como cuando se habla de la cultura afro), se la tomen tan a la ligera. Que digan o piensen: Yo no voy, que vayan otros. Chicos, es el Centenario! Cuántos más de éstos van a vivir? Sin conciencia histórica no hay presente y tampoco hay futuro. No era por Zelio, tampoco era por ustedes, era por sus hijos ….

En fin, mi abrazo y mi respeto a los que estuvieron, a los que organizaron, a los que hablaron y a los que le pusieron toda la onda…. Espero que el año próximo seamos más y crucemos la avenida…. Como dice el proverbio: un viaje de mil millas comienza con el primer paso

Fotos: Alejandro Frigerio

12 comentarios:

Iya Zulema de Oxum dijo...

Querido Alejandro: Siempre tan acertadas tus reflexiones y comentarios...Aprecio tu sinceridad y apoyo y también al igual que vos, espero que los Afroumbandistas tomen conciencia que esta oportunidad era primordial para poder continuar mostrándonos como somos...Axé para ti...Zulema de Oxúm

Indiana de Yemanjá Bomi dijo...

Querido Alejandro:

Siempre observé tu capacidad de discernir, tu intensidad en el trabajo de la investigación sobre las religiones Afro. Noto tu entusiasmo como puedo percibir esa desazón, de la cual todavía tampoco yo puedo salir.
El domingo debíamos estar todos, todos juntos y era la oportunidad de mostrar otra cara muy diferente a la sociedad y al gobierno.
Es lamentable todo, que si bien fuimos unos cientos, deberíamos haber llenado la plaza y, de esa forma, doblarle el codo a los déspotas que hoy se mofan de nuestro fracaso.
No lo siento asi, siento que permanecemos en un mismo sitio intentando avanzar, tirando un carro muy pesado; los de siempre...
Me sumo a tu deseo que es el mismo de todos los que estuvimos presentes una vez más, sin importar que el domingo es un día de familia y, en donde podíamos dormir un poco más después de los homenajes de la noche anterior, o perdernos el asadito en lo del tío Juan.
Te mando un beso y muchas gracias porque eres fundamental para nosotros, sos el testigo de nuestras gestas y, de eso, no hay dudas.-

Alejandro Frigerio dijo...

Queridas Iyá Zulema e Iyá Indiana: Les agradezco las cálidas palabras. Es por gente como ustedes que la religión tiene futuro en nuestro país.
El carro es pesado pero hay fuerza y paciencia...

Anónimo dijo...

Mi querido Alejandro...Que sabias palabras, nos queda el sabor amargo de decir "Pucha..estuvimos...pero hubiesemos sido muchos mas si se hubiesen atrevido, pero bueno despues veremos como se rasgan las vestiduras pidiendo que se reconozcan sus derechos". Se nos convoco de blanco alla fuimos...pero como siempre no falto quien le faltaba cuello para colgar sus imperiales...era de blanco un solo blanco, sin jerarquias, sin lineamientos solo de blanco el color que nos distingue, te vi y te escuche hablar, asi como escuche a todos...de momentos se me erizaba la piel, por momentos pensaba y esto que esta diciendo para que nos sirve???y segui pensando...vedetismo...siempre colandose, y el chivo a mi me gusta bien cocido!!porque escuche que habia chivos. Y el grito fuerte para pedirle al gobierno que deje de mirar para el costado' ese no lo escuche...se reivindico al negro, si! pero no escuche de parte de la mayoria de los dicertantes reibindicar al indio, bueno pero fue un pasito, quizas el proximo año ya caminemos mas erguidos. gracias Alejandro por estar y acompañarnos. Babalorisha Daniel t'Osan'la 'Faforemi Odugbemi

Babalorixa Hugo de Oxala dijo...

De: ASRAU
Dr. Frigerio es correcto lo que usted dice, pero también debemos preguntarnos ¿que es ser un sacerdote?; Que responsabilidades y que compromisos morales asumimos cuando decidimos comenzar un camino religioso.

Pienso igual que usted, los religiosos que no concurrieron “hacen religión de salón”, no tienen el convencimiento absoluto de lo que practican ni de la religión que dicen amar. Nos quejamos cuando los evangelistas nos critican y somos el caballito de batalla para atrapar Feligreses, a lo cual yo respondo, quien necesita criticar a otros para llevar adelante su religión quiere decir que no esta seguro de lo que hace, siempre necesitara un culpable para justificarse.

Esta convocatoria fue muy criticada en los foros, todos pensaron en quien convocaba y no en que era un día único e irrepetible para nuestra religión donde era nuestro deber demostrar que somos muchos más que dos.

Es verdad que nadie nos va a respetar mientras nosotros no nos respetemos como lo que somos, hermanos de fe.

Difusión tuvo bastante, ya fuera de los que apoyaban ir al Obelisco o los que estaban en contra porque no era un salón. Eso fue ayer, vivamos el hoy para que el ayer nos ayude a recapacitar de cómo construiremos el futuro de nuestra Religión. Y todos los que verdaderamente amamos lo que hacemos, tengamos la paz que nos dará el saber del deber cumplido, sobre todo con nuestros guías espirituales quienes nos dan tanto cada segundo de nuestras vidas.

Algunos hechos de la vida nos demuestran que no existen situaciones, ni épocas que puedan con la determinación de los hombres con la voluntad de triunfar. Creo que quienes se hicieron presentes ese día, tienen este convencimiento. No como aquellos que la noche anterior festejaron los cien años de la Umbanda en su templo, o en el templo de un amigo, se acostaron pensando en el fracaso y amanecieron fracasados ya que el festejo de los cien años de Umbanda en el Obelisco, se hizo con pocos o con muchos, pero quedo demostrado que hay quienes se juegan por lo que aman y que nada tienen que esconder.

Es tiempo que los Afro-Umbandistas aprendamos a escuchar, a tomarnos nuestro tiempo para meditar, aprender a discernir, a tener confianza y seguridad en nosotros mismos. Ser conscientes que hoy podemos avanzar unidos para vencer todos los obstáculos que nos pongan, y que la religión tenga el respeto y el lugar que le corresponde.

El 8 de diciembre tenemos una nueva oportunidad de juntarnos para unir nuestros corazones en la rivera de Quilmes festejando en paz, armonía y unión el día de nuestra Mae Oxum.

Sarava para todos

Juan José Forastier

Secretario de ASRAU

Anónimo dijo...

señor frigerio,mi congregacion estuvo entro en columna desde el bajo encabezada por iya fawumni,y no dejo un momento de cantar y danzar(hasta las niñas de blanco)como todos nosotros,en la marcha por diagonal hasta de los bares salian a aplaudir nuestro himno y tambores,para mi fue halgo historico,la convocatoria fue de blanco,muchos no la cumplieron,no critico a otro sacerdote,encontre muchos conocidos,pero a halgunos que amo mucho no los vi ni me vieron,no estaban,hoy todos critican,pero, nosotros llegamos en micros puestos por la municipalidad decesteban echeverria,y los que no entraron se vinieron como pudieron,,,muchos sin la web,no sabian nada del acto,yo no vi mucho apòyo de grupos que no pensaron el el centenario y si en rencores personales,todos saben que me trague el mio,por mi religion,y don alfredo con rtespeto,esto recien empieza, ¡¡¡todos a la plaza!!!nuestra plaza!!!por nuestros derechos,alli si voy a contar las caras protestatarias que no esten,,,husted,nosotros fuimos ¿vio que cuadro feliz nos trajimos? yo de un humilde terreiro de monte grande sali a la calle,,,para mi un logro,y saldremos a la calle cuando nos convoquen representantes coherentes,y bajo las mismas banderas y de blanco,,,un abrazo iya zulema,iya indi, y a husted mi hermano,,,
ricardo de shango,,,elmayoral,,,
de macumba criolla y -nuestra-c.a.u.s.a.-

Jorge de Oxaguian dijo...

Dr. Frigerio,

Más que acertadas y justas sus palabras para definir un evento que ha motivado distintas experiencias y reflexiones a toda una Comunidad Religiosa, a los que asistieron y a los que han desperdiciado la oportunidad.
Gracias por su intervención, por sus estudios sociales religiosos, sin ninguna duda su participación llevara a unos cuantos a despertar una verdadera conciencia religiosa.
Un Abrazo,
Jorge de Oxaguian

Griselda dijo...

Estimado Alejandro, ante todo leí atentamente su reflexión y me pareció excelente. Yo soy de religión y aunque sé muy poco, pues no la he desarrollado me hubiera gustado que esa "hubiese sido" una gran fiesta.
Amén de ello, pertenezco a un grupo de comunicadores radiales de religiones afro del Partido de La Matanza, los cuales habíamos ideado hacer un evento justo el día 15/11 y nos enteramos del que se iba a realizar en el obelisco por eso lo cambiamos para el día Domingo 23.
Esto está en marcha y estaríamos honrados en tenerlo como invitado. El mismo se desarrollará en el Centro Cultural de Gonzalez Catán - en el predio del ferrocarril Gral Belgrano - Pdo de La Matanza - de 12.00 a 21.00 hs.
Lo esperamos para festejar junto a nosotros.
Griselda Corna
griseldacorna@hotmail.com

sandra dijo...

Sandra de Xangó de Tucumán
Estimado Alejandro mucho gusto. Estoy en religión hace 12 años y he conocido al menos cuatro sacerdotes/tiza entre tucumán y buenos aires y creo que para salir a luchar por un reconocimiento debemos reconocernos primero a nosotros mismos.Encontré esta página buscando lo referente a la marcha de febrero de 2009. Ya que es la primera vez que me llega algo de información a cerca de religión y es desde que me suscribí al portal africanista.Si bien es difícil movilizarse, no es imposible.Pero hay que tratar de buscar otra estrategia para lograr legalidad y existencia.No se puede formar una maza crítica con gente que ha constituído templos con diferentes pilares(valores)Hay muchos sacerdotes que engañan a la gente.Que te cobran cifras siderales para hacerte un borí y luego te piden que hagas aluna mala acción para su beneficio y cuando te querés retirar de su templo no te entregan tu borí y encima te dicen que te van a quebar hasta que te arrastres.Me ha pasado a mi y a mucha gente que conozco.Entonces yo propongo que primero se tiene que juntar gente con valores morales y espirituales similares hacer una organización y luego legalizarla. Desde allí se puede luchar perfectamente.Si lo que nos interesa es estar legales para poder abrir una casa espiritual, luego si al vecino no le gusta allá el.En mi TV interfiere la señal la antena de la comisaría pero como es legal no se puede hacer nada ¿a mi me gusta? No.Amo la religión pero tenemos que ver hacia adentro primero y seleccionar un frente de lucha y tratar de limpiar un poco lo desagradable de adentro.Sin ir mas lejos el 1º estuve de casualidad en la playa popular Mar del Plata luego de 30 años que no iba y con la inmensa alegría de asistir a un batuke del Pae Hugo Wattemgerg que no lo conozco pero que convocó al menos 1500 personas. Lo filmé un poco, sacamos algunas fotos con mi familia y amigos, respaldaba la policía y los guardavidas y creo que esa es la forma.Volví a mi provincia con nuevas esperanzas.Soy solo una principiante, amo la religión y no la oculto y me uno a la lucha espero que podamos encontrar el camino acertado para elegir una mejor estrategia.Nosé como salió lo del 20/02/09 estoy esperando info, justo estuve sin cable. Axé para todos.

Alejandro Frigerio dijo...

Estimada Sandra:
El "frente interno" de la religión es sin duda un problema no menor, pero como antropólogo/sociólogo estoy algo mas preocupado con la reacción social ante la religión. La sociedad argentina discrimina y estigmatiza a todos los practicantes, buenos y malos. El solo hecho de hacer un borí, bien o mal, ya es incomprendido y prejuzgado. Aunque la religion tuviera 100% de practicantes impolutos (ninguna religión los tiene) igual habria discriminación, porque lo que causa rechazo son sus practicas -incomprendidas- y no tanto la honestidad de sus practicantes. Informacion sobre las marchas, en
http://groups.google.com.ar/group/discriminacion_intolerancia_racial_religiosa_afroamericana?hl=es
Saludos y gracias por el comentario

Anónimo dijo...

¿Por que hay tan pocos lugares para aprender candombe argentino?
¿Por qué se difunde tan poco?
Yo hago música de candombe arg pero tengo que componer otras cosas para poder trabajar de músico.

Alejandro Frigerio dijo...

Hay poco candombe argentino porque hasta hace poco era algo muy íntimo de las familias afroargentinas.. Hubieron un par de cursos abiertos, pero no mucho mas... Creo que es un tema delicado todavía, se está abriendo pero no tanto..