martes, 1 de enero de 2008

Compadre en tiempos difíciles (II)

Y carne gozosa, sexo, o mejor, su insinuación (más o menos velada) es lo que sobra en una sesión de Kimbanda. Sexo nunca practicado, es claro, pero sugerido, en las poses y las risas provocativas de las señoras, o en los ojos apreciativos y la sonrisa ladeada de los compadres al dirigirse al sexo opuesto. Los espíritus no sólo tienen un, sino que son el sexo. Pombagira es la mujer, Exú es el macho (independientemente de cuál sea el sexo de sus materias). Se dice que en Cuba la sensual Oxum y el macho Xangó son los arquetipos cubanos de la mujer y el hombre y que por ello abundan en la isla sus hijas e hijos. Similarmente, para el Rio de la Plata y el sur de Brasil (o quizás para todo Brasil) Pombagira es sin duda el arquetipo de la mujer deseada, y Exú del macho que puede satisfacerla – o quizás ni siquiera, ya que Pombagira, como dicen los pontos cantados, es mujer de siete exús.


Es, por lo tanto, esta espiritualidad fuertemente encarnada la que remite y, temo, remitirá siempre al diablo católico (de la misma manera que el falo del Exú africano llevaba inmediatamente a los misioneros a asociarlos). Sin importar qué tanto quienes los reciben en sus cuerpos no se cansen de aclarar que no creen en el diablo. Que Exú orixá no es el diablo porque las religiones africanas y por lo tanto las afroamericanas no creen en el mal absoluto (ni en el bien absoluto). Que los exús de Kimbanda tampoco pueden serlo porque no son otra cosa que espíritus desencarnados y en continua evolución espiritual –sólo posible mediante su continuo trabajo en las sesiones. Y sobre todo porque no llegan desde sus moradas espirituales (donde sea que éstas estén) para hacer el mal, sino el bien. Al menos, el bien que les piden sus devotos, que puede, efectivamente, mostrar la lejanía de una ética popular, situada, de otra abstracta, supuestamente universalmente válida. El bien solicitado por los devotos es transmutado en magia que es blanca para algunos, pero que al mismo tiempo puede ser negra para otros: “¿Quieres que ella vuelva a vos? ¿Y si ella no quiere?”; “¿Quieres conseguir ese trabajo? ¿Y el otro aspirante que entonces se queda sin?”. Un universo sin bien (buenos) o mal (malos) absolutos, sino un universo donde algunos ganan con el apoyo adecuado, y otros pierden por carecer de él.
El cariño y la familiaridad con que sus devotos se acercan a estos espíritus (lejos ya del temor que inspiraban cuando estas religiones primero se expandían en los 80s) también conspiran contra cualquier interpretación demoníaca de estas presencias. Los saludos de los compadres y de las señoras entre sí, y con sus amigos/admiradores/devotos humanos tiene poco de demoníacos y son demasiado parecidos a las charlas de comadres y compadres de barrio (sólo que en portuñol):

“- Como está a Senhora? Faz tempo que nao lhe veo!
- Aquí, fumando meu charuto y bebendo minha pinga. Eh voce?”

“Como vao suas coisas mina filha? Eu já le disse que nao melhoraría até que voce nao se pusese as pilas! Voce sempre a mesma, eh?”

“Esse é o seu nené? Qué bonito! Cómo cresceu!”

“- Ay, hoje estoy muito cansada, nao quero trabalhar, nao, vou ficar num cantinho….
- Qué é isso, moça? Todos temos que trabalhar hoje…”





Cómo pueden ser diabólicos estos espíritus que transforman cualquier ceremonia religiosa en una amena reunión social? Que comparten continuamente su bebida con los humanos, diciendo cosas como: “ Pida, pida! Pero despois cuando le cumpla” (o si se le cumple, dependiendo del grado de confianza de la entidad en sus poderes, o quizás del médium en los poderes de su entidad) “vai me trazer um presente!”

2 comentarios:

Obanise dijo...

Acerca de la última foto, que me pareció sensacional:
"Me contaram, me contaram alavancas:
que exu ... nao gosta às crianças!
Mas eu digo que é mentira esse babado:
exu... pelas crianças é adorado!"
La imagen de TRR con un niño en brazos da un mentís a tanta guaranguería. Bello momento para ese niño recibiendo la protección del kimbanda sabio.

SEU_MARABO dijo...

EXCELENTE SU COMENTARIO OBANISE Y Y MUY LINDO EL BLOG DEL SEÑOR ALEJANDRO FRIGERIO.

SALUDOS.

PD: DE FONDO Y A LA DERECHA VI A MI AMADO COMPADRE SEU MARABÓ MONTADO EN UN SERVIDOR....JEJEJE

SALUDOS.